02/07/2020- 13:13:37

Sylvie Leclercq: “Tu responsabilidad en valorar el trabajo y esfuerzo de las nadadoras/es y de su entrenador/a es fundamental”


Después de haber ejercido como jueza de artística durante 38 años, 35 de los cuales a nivel internacional, 22 a nivel nacional y los dos últimos como jueza de la FNCV, Sylvie Leclercq (la segunda por la izquierda en la foto) había decidido retirarse al finalizar esta temporada y vivir su jubilación en su país natal, Bélgica

 

Después de haberte dedicado a la Artística desde el año 82, ¿consideras justa la forma en que te despides de las competiciones?

Si quieres que sea sincera, no. Me duele que al final de mi carrera no pueda disfrutar de lo que más me gusta y no poder despedirme correctamente de mi familia de jueces.

 

¿Qué competiciones de ámbito autonómico, nacional e internacional te traen mejores recuerdos como jueza?

De ámbito autonómico, todo. Soy una persona que disfruta en cada competición sin excepción.

De ámbito nacional, igual. Nunca se me ha oído quejarme, haya muchas o pocas nadadoras. Todo me gusta en Sincro.

Y de ámbito internacional, los Europeos de 2004, en Madrid, porque estuve 10 días con equipos de toda Europa disfrutando de todas las funciones que me daban: trabajando con las entrenadoras, la música, en cámara de salida, traduciendo…

 

¿En qué consiste el trabajo del juez en una competición?

Depende del puesto que te toca. Si eres Juez Arbitro, Secretaria Jefe, Juez Puntuador, etc., te tienes que preparar de manera diferente. Tienes que estar atenta a todo lo que hacen, sean rutinas, figuras, etc. porque las nadadoras y los nadadores se merecen lo mejor. Tu responsabilidad en valorar su trabajo, su esfuerzo y el de su entrenador/a es fundamental.

Yo siempre vivo las competiciones al 100% porque todo en la Natación Artística me interesa.

 

¿Cuál esperabas que fuera tu última competición?

En verano. A finales de junio y todo julio teníamos 4 campeonatos: dos de promoción y dos de España. Estoy segura de que me hubiesen convocado a dos de ellos, como cada año.

Y estaba deseando que los jueces me tiraran al agua y hacernos una foto de recuerdo.

 

¿Cuál ha sido en realidad tu última competición como jueza?

A nivel nacional, fue el campeonato de figuras y rutinas técnicas, en Madrid, a finales de noviembre, y a nivel autonómico, el campeonato de promoción, en Gandía, en febrero.

 

¿En qué más te ha afectado esta pandemia?

En varios puntos. Primero, no poder viajar. Nosotros estamos constantemente de viaje, sea por campeonatos o por ocio.

Segundo, no ver a mis hermanas, mis cuñados, mis sobrinos/as, etc., que viven en el extranjero. Mi hermana Hannah, que vive en París, nos venía a visitar en Semana Santa con mi sobrina Lisa. Íbamos a pasar la semana juntas pero no ha podido ser...

Y por último, no poder estar con mi padre, que tiene 92 años.

 

¿Cuándo tenías previsto volver a Bélgica?

En agosto, después de los campeonatos que me quedaban por hacer, pero desgraciadamente, vino el coronavirus y el confinamiento.

 

¿Qué te han contado tus familiares sobre cómo afrontan el coronavirus en Bélgica?

Tienen las mismas consignas: mascarilla, guantes y alejamiento de 2m. Si miramos las víctimas en Bélgica, podemos decir que hay muchas menos que en España, pero Bélgica es un país muy pequeño, con 11,46 millones de habitantes y, por tanto, es el país con más mortalidad por número de habitantes.

No obstante, mis familiares están bien, siguen trabajando. Una de mis hermanas se puso a hacer mascarillas para el Shape (Supreme Headquarters Allied Powers Europe o Cuartel General Supremo de las Potencias Aliadas en Europa, en español), otra es contable y puede trabajar desde casa, otra es Filóloga en lengua Germánica e Inglesa y también teletrabaja como traductora. Mis sobrinos/as han estudiado en casa como todos nosotros.

 

¿Cuál fue la principal preocupación de tus familiares de Bélgica respecto a la situación española?

Miedo por la población, por nosotros, por los niños, por mi padre... miedo de no poder vernos, de no encontrar rápidamente una vacuna…

 

¿Cómo llevaste el confinamiento?

Como vivo en el campo, nunca he estado confinada porque tengo mucho espacio para moverme. Cuando hemos podido salir, he hecho deporte y más distancia de lo habitual. En los pueblos pequeños, como el mío, sí que he visto distanciamiento, guantes y mascarillas pero, por lo que pude ver en la tele, la gente de las grandes ciudades respetó menos las medidas.

 

Durante el confinamiento, ¿has hecho alguna cosa que antes no pudieras por falta de tiempo en casa?

Me gusta pintar y nunca encontraba tiempo. Siempre me decía: “cuando me jubile, ¡empezaré!” Pues empecé y ya tengo cuatro cuadros hechos: he pintado el mar y las olas, una señora de espaldas mirando al mar, un paisaje con árboles y flores y el que estoy terminando, una casa rodeada de árboles, flores, etc. Todo paz.

 

¿Has ayudado de alguna forma a personas/comercios que se han visto gravemente afectados durante el estado de alarma?

A mi hija. Tiene dislexia y sin las clases de su logopeda no podía avanzar. Yo le ayudo dándole clases de todas las asignaturas como una profe… He tenido que ser también su psicóloga porque ha pasado por muchas fases: enfado, tristeza, rabia...

He estado pendiente de mi padre porque la persona que estaba con él diariamente no podía ir y tuve que hacerle las compras, las comidas, etc.

 

Para concluir esta entrevista, ¿te gustaría lanzar un mensaje a la gente que nos sigue?

Quisiera animar a más personas para que se unan a esta gran familia, así como a las nadadoras y nadadores para que sigan mejorando y trabajando por que nuestra Federación esté orgullosa de ellos y ellas.

Finalmente, me gustaría felicitar a todo el equipo de Natación Artística por su trabajo y esfuerzo.

 

¡Gracias por tu dedicación, prefessionalidad y pasión en la Artística, Sylvie!

Últimas noticias